Los aterrizados

Los aterrizados cuenta mi experiencia en la frontera de Europa y el norte de África, donde visité Melilla, España, una ciudad en su estado más esperanzador, impactante y desgarrador. Donde cada milla revela preguntas sin respuesta; donde la esperanza y el dolor se reflejan en la mirada de cada persona que llega.

 

Fui testigo de la llegada masiva de inmigrantes de varias partes de África. Los africanos subsaharianos atravesaron Marruecos, escondiéndose de la policía entre los árboles para acercarse a la valla. Dispuestos a trepar la valla con cualquier herramienta a su alcance, comenzaron a correr hacia la valla para enfrentar la enfermedad, la sed, el hambre, el miedo y la violencia del control fronterizo. Una vez al otro lado, en la ciudad autónoma de Melilla, sin ninguna seguridad de lo que deparaba el futuro, la instrucción era correr hacia el Centro Temporal de Inmigrantes - CETI (Centro Temporal de Inmigrantes).

 

Detrás de esa valla fronteriza hay historias increíbles. Entre ser perseguidos y escondites, la esperanza de llegar a Europa es lo que los motiva a seguir con tanto dolor. Por eso, la oración de agradecimiento de quienes logran entrar en Melilla, da esperanza a quienes la presencian. Ese día, varios africanos subsaharianos lograron cruzar la valla, mientras que otros permanecieron en la misma África que encontró su regreso con un aire de derrota, dolor y desolación, convirtiéndose a su vez en la opresión de la esperanza.

 

Este proyecto fotográfico refleja mis experiencias y el asombro que sentí al presenciar tanto la frustración como la esperanza que Melilla representa para tantos. Espero que este trabajo suscite en el espectador una curiosidad o una reflexión sobre este fenómeno. Un llamado a la tolerancia, a la aceptación ya la solidaridad para las multitudes que intentan cruzar la valla y los pocos que lo logran.

  • Facebook
  • Instagram